Objetivos

APRENDER A CONOCER: Excelencia Académica

DSC01219

En el Colegio Calasanz Medellín creemos en la seriedad del proceso académico y estamos comprometidos con la rigurosidad del proceso de aprendizaje. Aunque el deseo de conocer está en todos los seres humanos —muy especialmente en los niños—, es necesario aprender a canalizar tal deseo, a hacerlo profundo y constante, y a proveerlo de una metodología que permita arrancarle a la naturaleza sus secretos.

Por eso, conocer no es fácil, y por ende, es necesario aprender a preguntar, a investigar, a experimentar con paciencia, a dudar de las respuestas demasiado rápidas y esforzarse en la lectura y en la práctica de habilidades adquiridas.

Así pues, optamos por una educación profundamente científica, investigativa, rigurosa y seria académicamente, pues a través de la Verdad sabemos que nuestros alumnos se construyen a sí mismos, construyen su encuentro con el Cosmos, con Dios y con su auténtica libertad.

APRENDER A CONVIVIR: Compromiso Ético

DSC07531

En el Colegio Calasanz Medellín somos conscientes de la crisis ética por la que pasa nuestro país.  Por eso y por convicción fundacional —pues San José de Calasanz creía que la educación podía llevar a los niños por el camino del bien y apartarlos del mal—, hemos asumido un compromiso con la formación ética.

La formación ética no consiste fundamentalmente en la enseñanza y aprendizaje de unos códigos morales, sino en el desarrollo de unos valores personales que lleven a cada niño y a cada joven, a comportarse de tal forma que construyan positivamente sus existencias y hagan mejores las vidas de quienes los rodean.

Así pues, optamos por una Educación en el Amor y para el Amor.  Una Educación en la cual los niños se sientan amados, y una educación en la cual se descubran a sí mismos como seres capaces de dar amor.  Una Educación en la que aprendan a tratar a los otros como les gustaría ser tratados ellos mismos.

APRENDER A HACER: Discernimiento Vocacional

DSC00681

En el Colegio Calasanz Medellín estamos convencidos del valor de cada vida humana y de la preciosa misión que tiene cada niño que llega al mundo.  Como decía el poeta indio Rabindranath Tagore: “Cada vez que nace un niño, Dios nos muestra que todavía confía en los hombres”.

Por lo anterior, nuestra educación es profundamente vocacional, en el sentido de ayudar a cada niño y a cada joven a encontrar su misión en la vida.  El conocimiento y la ética, no cumplen su función, si no llevan a que los niños y jóvenes, descubriendo aquello para lo que nacieron, lo pongan en práctica como colaboración y compromiso con la construcción de un mundo mejor y más justo.

Así pues, optamos por una Educación que permita a los niños y a los jóvenes explorar sus potencialidades, ser creativos, desarrollar sus aptitudes y descubrir la Misión que asumirán para bien del mundo y para plenitud de sí mismos.

APRENDER A SER: Construcción de la Identidad

DSC02191

En el Colegio Calasanz Medellín creemos, que lo más importante en el proceso educativo, es que los niños y los jóvenes lleguen a encontrarse a sí mismos, construyan su propia personalidad y entren en el gozo de su propia y más honda verdad, la que los hace únicos, irrepetibles e infinitamente valiosos.

Por nuestra fe cristiana, estamos convencidos del valor de cada niño y de cada joven, pues ellos son Hijos del Padre, lo cual significa que son amados desde toda la Eternidad, están llamados a llevar en su ser el rostro y la vida del Señor Jesús, y poseen en su interior más interior, la presencia viva del Espíritu Santo.

Así pues, optamos por una Educación profundamente espiritual, que desarrolle las realidades más hondas e íntimas de los niños, que les permita hallarse en su propia hermosura y que, ojalá, les permita descubrirse amados desde siempre y amados para siempre en la paz del abrazo del Padre.