Misión

calasanz1

Nosotros,
Maestros Escolapios,
Religiosos y Laicos,
Cooperadores de la Verdad,
como San José de Calasanz hace cuatrocientos años,
nos sentimos enviados por Cristo y por su Iglesia
a evangelizar educando a los niños y a los jóvenes,
principalmente a los pobres,
y desde los más tiernos años,
mediante la Piedad y las Letras,
la luz de Dios y la luz del Mundo,
en aquellos lugares a donde nos guíe nuestro Carisma,
para servir a la Iglesia y transformar la sociedad
según los valores evangélicos
de justicia,
solidaridad
y paz.

Hemos recibido para ello
un Carisma que proviene de Dios,
una lectura calasancia del Evangelio,
una historia,
una espiritualidad
y una pedagogía propias,
personas en comunión fraterna,
escuelas y obras específicas,
que nos permiten hacer presentes
a Jesús Maestro,
y el amor maternal de la Iglesia por los pequeños,
acogiéndonos al amparo y protección
de la Virgen María,
Madre de Dios.